Search

Agosto 11, 2022


Inclinarse ante nuestro Rey y Señor. Es hermoso cuando podemos establecer nexos constantes que vienen con la oración, la adoración o la palabra. Uno de los momentos de intimidad viene cuando doblamos rodillas. Ya que ello implica entrega total, sumisión, a nuestro amo, padre, amigo, una sumisión total en toda circunstancia.

0 views0 comments

Recent Posts

See All